Unido2 por la Fe
Hola, bienvenido ¡¡¡bendiciones!!! al parecer aun no te encuentras registrado, te invitamos a que te unas a la comunidad..

Si quieres colaborar en este foro como uploader, Moderador o Supermoderador... manda un mensaje a los admnistradores del foro para mas detalles... bendiciones



En busca de Emprendedores para el Señor UNETE!!
 
ÍndiceHomeRegistrarseConectarse
Últimos temas
» ¡¡¡ Bin Soto 2da Produccion-Exclusiva Una RELIQUIA!!!
Vie Nov 13, 2015 11:50 am por kikeandrad

» Una vida llena...
Dom Mayo 03, 2015 6:40 pm por hgo1939

» David Brainerd
Miér Abr 29, 2015 11:08 pm por hgo1939

» La iglesia...
Sáb Abr 25, 2015 5:37 pm por hgo1939

» El entretenimiento de la iglesia
Jue Abr 23, 2015 3:53 pm por hgo1939

» Los himnos
Miér Abr 22, 2015 5:48 pm por hgo1939

» MANTENGAMOS UN ESTILO DE VIDA DE ADORACIÓN VIBRANTE
Mar Abr 21, 2015 4:23 pm por hgo1939

» Las Escrituras
Mar Abr 21, 2015 4:20 pm por hgo1939

» Viva conforme al propósito para el que fue creado
Vie Abr 17, 2015 4:15 pm por hgo1939


Music
Pan de vida
>Alimenta alma con este nutritivo pan
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Contactame si urge

Comparte | 
 

 LA JUSTICIA DE DIOS Y LA DE CRISTO

Ir abajo 
AutorMensaje
hgo1939
Moderador
Moderador


Cantidad de envíos : 1135
Fecha de inscripción : 03/06/2009
Edad : 78
Localización : Armenia Colombia

MensajeTema: LA JUSTICIA DE DIOS Y LA DE CRISTO    Sáb Mayo 18, 2013 7:23 pm

LA JUSTICIA DE DIOS Y LA DE CRISTO
¿Somos salvos por la justicia de Dios (Ro. 3:21-26) o por la justicia de Cristo? ¿Cuál es el significado y la diferencia de cada una?
RESPUESTA
La justicia de Dios es la que nos salva.
¿En qué consiste la justicia de Dios? Romanos 3:25 y 26 dice: “A quien Dios ha presentado como propiciatorio por medio de la fe en Su sangre, para la demostración de Su justicia, a causa de haber pasado por alto, en Su paciencia, los pecados pasados, con la mira de demostrar Su justicia en ese tiempo, a fin de que El sea justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús”. El propiciatorio estaba en el arca y allí se encontraba Dios con el hombre. Pero Dios puso a Jesús como propiciatorio al llegar al hombre por medio de Cristo. Si no hubiera existido el propiciatorio, el cual cubría el arca, la ley que se encontraba en el arca habría condenado el pecado del hombre. Pero al hallarse la sangre sobre el propiciatorio, la ley no podía condenar el pecado del hombre, porque sus requisitos se han cumplido. Así, Dios expresa Su justicia y demuestra que El es justo.
Según la ley, todo aquel que pecare debe morir, pero ya que Jesús murió por nosotros, no tiene que morir. Por eso Dios concede el perdón de acuerdo con Su justicia. Supongamos que alguien le pide que le preste cien dólares y le firma un documento como garantía. Cuando él cancela la suma, usted le debe devolver el documento, pues la deuda se ha saldado. Si usted no se lo devuelve y le sigue exigiendo pagos, usted no sería justo. El hombre pecó y merece morir; pero si aplica la sangre de Cristo para pagar su deuda de pecado, Dios no le puede exigir nada más. Al ser perdonados por la justicia de Dios, no importa cuáles sean las circunstancias, Dios nos debe perdonar porque el Señor Jesús murió por nosotros.
En 1 de Juan 1:9 dice: “Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados, y limpiarnos de toda injusticia”. La palabra “fiel” se refiere a la palabra de Dios, o sea que, lo que Dios dice se hace; pero la palabra “justicia” indica que la obra de Cristo ya se cumplió. Puesto que Cristo satisfizo los requisitos de Dios para con nosotros, Dios ya no nos exige nada. La Palabra de Dios dice que todo el que crea, será perdonado. Cuando nosotros creemos, Dios nos debe perdonar, y debido a que Cristo murió, los requisitos de Dios fueron satisfechos, y Dios no nos debe exigir nada. El perdón que Dios concede por los pecados que el hombre haya cometido y Su justicia para con los que creen, manifiestan claramente que El es justo.
Dios no sólo nos justifica sino que también desea que le consideremos justo. Es decir, El quiere que comprendamos que El es justo con nosotros. Jesús era como nosotros, y así como el pecado entró por un hombre, también por un hombre fue quitado de en medio. El pecado de Adán no fue tan sólo el pecado de un individuo, sino el de toda la humanidad; Adán es la cabeza, y todos nosotros formamos parte de él. Lo mismo se aplica a Cristo. Cuando El murió, nosotros también morimos, y cuando resucitó, también nosotros resucitamos, y la vida nos fue impartida. No tenemos que rogarle a Dios que nos perdone. Puesto que Cristo murió por nosotros, Dios tiene que perdonarnos. Cuando creemos, somos salvos.
En ninguna parte del Nuevo Testamento dice que por medio de la justicia de Cristo somos salvos.
La justicia de Cristo sólo lo hace apto para ser nuestro Salvador y está relacionada con la vida ejemplar que El mostró mientras estuvo en la tierra. El nos salva por Su muerte no por Su justicia. Su muerte cumple la justicia de Dios, la cual es semejante al velo de cuatro materiales que cubría el tabernáculo. El es el único que puede presentarse ante Dios; todos los demás se encontraban fuera del velo. Pero cuando el velo fue rasgado (cuando Cristo murió), se abrió un camino nuevo y vivo para que pudiéramos acercarnos a Dios (He. 10:20).
Entonces cómo explicamos 1 Corintios 1:30: “Mas por El estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho de parte de Dios, sabiduría: justicia y santificación y redención”. En 1 Pedro 3:18 leemos: “El Justo por los injustos”. Si nos preguntáramos si estos dos versículos se refieren a la justicia de Cristo, responderíamos que no es así. En 1 Corintios dice que Cristo mismo llegó a ser nuestra justicia, pero en 1 Pedro 3 dice que el Señor Jesús es justo; El es el único apto para ser nuestro substituto, ya que nosotros somos injustos.
De acuerdo con 2 Pedro 1:1, donde dice: “Simón Pedro, esclavo y apóstol de Jesucristo, a los que se les ha asignado, en la esfera de la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, una fe igualmente preciosa que la nuestra”. Esta justicia también puede traducirse “equidad” o “imparcialidad”. Puesto que El no hace acepción de personas, ha concedido la misma fe preciosa tanto a los que llegan primero como a los que llegan más tarde, y tanto a los judíos como a los gentiles (Hch. 10:34, 44; 15:8-9). W. Nee
¡Jesús es el Señor!
Volver arriba Ir abajo
 
LA JUSTICIA DE DIOS Y LA DE CRISTO
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Gracias al Señor estoy en casa: F.H.C.
» ¿Quién es la primera creación de Dios? No digo que haya sido Cristo. Solo pregunto.
» “…Cristo Poder de Dios, y Sabiduría de Dios ” Tiene que ser Dios
» NO ES PODER DE DIOS, ES HIPNOSIS
» EN LA VIDA CRISTIANA CÓN DIOS

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Unido2 por la Fe :: Vida Cristiana-Area Espiritual :: cresimiento en la vida espiritual y edificasion-
Cambiar a: