Unido2 por la Fe
Hola, bienvenido ¡¡¡bendiciones!!! al parecer aun no te encuentras registrado, te invitamos a que te unas a la comunidad..

Si quieres colaborar en este foro como uploader, Moderador o Supermoderador... manda un mensaje a los admnistradores del foro para mas detalles... bendiciones



En busca de Emprendedores para el Señor UNETE!!
 
ÍndiceHomeRegistrarseConectarse
Últimos temas
» ¡¡¡ Bin Soto 2da Produccion-Exclusiva Una RELIQUIA!!!
Vie Nov 13, 2015 11:50 am por kikeandrad

» Una vida llena...
Dom Mayo 03, 2015 6:40 pm por hgo1939

» David Brainerd
Miér Abr 29, 2015 11:08 pm por hgo1939

» La iglesia...
Sáb Abr 25, 2015 5:37 pm por hgo1939

» El entretenimiento de la iglesia
Jue Abr 23, 2015 3:53 pm por hgo1939

» Los himnos
Miér Abr 22, 2015 5:48 pm por hgo1939

» MANTENGAMOS UN ESTILO DE VIDA DE ADORACIÓN VIBRANTE
Mar Abr 21, 2015 4:23 pm por hgo1939

» Las Escrituras
Mar Abr 21, 2015 4:20 pm por hgo1939

» Viva conforme al propósito para el que fue creado
Vie Abr 17, 2015 4:15 pm por hgo1939


Music
Pan de vida
>Alimenta alma con este nutritivo pan
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Contactame si urge

Comparte | 
 

 Dando Cara al Viento

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
hgo1939
Moderador
Moderador


Cantidad de envíos : 1135
Fecha de inscripción : 03/06/2009
Edad : 78
Localización : Armenia Colombia

MensajeTema: Dando Cara al Viento    Jue Ene 01, 2015 9:40 pm

Dando Cara al Viento

"Dios les ha llamado para ponerse al lado de Cristo", dijo el santo Rutherford, "y el viento ahora sopla en el rostro de Cristo en esta tierra; y siendo que están con El, no deben esperar estar al sol o aire del viento al lado soleado de la colina".
Con esa belleza literaria que caracterizaba sus palabras más simples, así describe Samuel Rutherford uno de los hechos básicos de la vida cristiana. El viento sopla en el rostro de Cristo, y puesto que andamos en la compañía de El no podemos menos que sentirlo en nuestro rostro también. No debemos esperar menos que esto.
El deseo de andar por el lado soleado de la colina es bastante natural, y para criaturas tan sensibles como somos, supongo que es perdonable. A nadie le gusta caminar y encarar un viento frió. Sin embargo, la iglesia ha tenido que caminar, a lo largo de los siglos, haciéndole frente a los vientos contrarios.
En esta ansia moderna de hacer nuevos convertidos, me temo que estemos echando mano con demasiada frecuencia de las técnicas del vendedor. El vendedor pondera solo las bondades del producto que ofrece, pero se cuida de mencionar todas sus deficiencias. Ofrecemos a los oyentes una casa cómoda en el lado abrigado de la colina. Si aceptan a Cristo como Salvador -les decimos- Cristo los guardará de todo mal, les protegerá la familia, les dará salud y paz, les prosperará el negocio y los hará sentirse felices todo el santo día. La gente nos cree y vienen, pero al primer viento frió se desaniman; y entonces buscan a un, consejero para que les diga adonde se encuentra el mal, y muchas veces, esto es lo último que oímos de ellos.
Las enseñanzas de Cristo revelan que El era un hombre realista, en el más fino significado de la palabra. En ningún lugar de los Evangelios aparece algo que sea excesivamente visionario u optimista. Jesús siempre dijo a Sus seguidores la entera verdad, y los dejó que razonaran con su propia mente. Podía sentir pena por el individuo que no aceptaba su verdad, pero nunca corría tras él para hacerle una nueva oferta, más baja y tentadora. El quería que los hombres le siguieran, cualquiera que fuese el costo, o los dejaría que siguieran su camino.
Todo esto es para decir que Cristo es honesto. Podemos confiar en El. El sabe que nunca será popular entre los hijos de Adán, y sabe que Sus discípulos deben esperar la misma cosa. El viento que sopla en Su faz será sentido por todos los que caminan con El, y nosotros no somos intelectualmente honestos cuando ocultamos este hecho de los hombres que nos escuchan.
Por ofrecer a los oyentes un evangelio dulzón y liviano, y un lugar en el lado abrigado de la colina, los estamos engañando cruelmente, y no solo eso, sino que estamos preparando las cosas para que haya una gran deserción entre los mismos ganados con ese método. En ciertos campos misioneros se ha acuñado la expresión "cristianos por arroz" para denotar a aquellos individuos, hombres y mujeres, que son ganados para el evangelio por medio de regalos y dádivas. El misionero de experiencia sabe que únicamente el convertido que debe pagar un alto precio por su nueva fe es el que permanece firme hasta el fin. Comienza con el viento en su rostro, y cuando la tormenta ruja y crezca a su alrededor, no se volverá atrás porque estará preparado para hacerle frente.
Por rebajar tanto las normas del Evangelio aquí en América estamos produciendo decenas de miles de cristianos por arroz. Todavía se recuerda en el estado de Florida a los estafadores que se enriquecieron vendiendo miles de hectáreas de pantanos llenos de cocodrilos a inocentes compradores del norte, ofreciéndoselas a un precio bastante alto. Ahora parece que hay gran venta religiosa por el lado soleado de la colina. Miles de personas están comprando un evangelio barato, y algunos pocos se están haciendo ricos; pero cuando el público se dé cuenta del engaño, muchos tendrán que salirse del "negocio" evangelístico. Mientras más pronto suceda, tanto mejor.
¿Qué es lo que nos ofrece Cristo que es sano, bueno y deseable? Cristo ofrece perdón de pecados, limpieza interior, paz con Dios, vida eterna, el don del Espíritu Santo, victoria sobre la tentación, resurrección de entre los muertos, un cuerpo glorificado, inmortalidad y un lugar de habitación en la casa del Padre para siempre. Esos son algunos de los beneficios que recibimos como resultado de nuestra fe en Cristo y una total entrega a El. Agreguen a eso todas las bendiciones y magnificencias que serán nuestras por vivir en la Eternidad, y quedamos con una imperfecta idea de lo que Pablo llama "las inescrutables riquezas de Cristo".
Aceptar el llamado de Cristo cambia al pecador, pero no cambia necesariamente al mundo. El viento sigue soplando hacia el infierno, y el hombre que camina en dirección contraria recibirá el golpe del viento en su rostro. Y debemos tener esto en cuenta cuando pensamos de cosas espirituales. Si no vale la pena sufrir por las inescrutables riquezas de Cristo, entonces debemos saberlo ahora mismo, y dejar de jugar a la religión.
Cuando el joven rico supo lo que costaba el discipulado, giró sobre sus talones y se volvió apenado. No quería dejar el lado soleado de la ladera. Pero gracias a Dios que, en cada edad, hay algunos que rehúsan volver atrás. El libro de Los Hechos de los Apóstoles es la historia de hombres y mujeres que supieron poner cara al fuerte viento de la persecución y pérdida, y siguieron al Cordero por donde quiera que fuera. Ellos sabían que el mundo odiaba a Cristo sin causa, y que ellos serían odiados por causa de Cristo. Pero por la gloria que había sido puesta delante de ellos, siguieron caminando en derechura hacia adelante.
Quizás todo el problema puede ser resumido a una simple cuestión de fe o falta de fe. La fe mira adelante al triunfo de Cristo y es capaz de soportar cualquier cosa con tal de participar en él. La incredulidad no está segura de nada, fuera de que detesta luchar contra el viento y desea estar siempre en el lado soleado de la colina. Cada hombre tendrá que decidir por si mismo si puede pagar el terrible lujo de la incredulidad.
A.W. Tozer
¡Jesus es el Señor!
Volver arriba Ir abajo
 
Dando Cara al Viento
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Acne Fulminante en mi cara !Ayuda!
» La cara oculta de facebook
» Plasma en viento solar: Inestabilidades y ecuaciones: Ondas fase.
» Cortisona y ¿cara de luna llena?
» Tenéis la cara roja? algún consejo

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Unido2 por la Fe :: Vida Cristiana-Area Espiritual :: Reflexiones, Poemas y Devocionales-
Cambiar a: