Unido2 por la Fe
Hola, bienvenido ¡¡¡bendiciones!!! al parecer aun no te encuentras registrado, te invitamos a que te unas a la comunidad..

Si quieres colaborar en este foro como uploader, Moderador o Supermoderador... manda un mensaje a los admnistradores del foro para mas detalles... bendiciones



En busca de Emprendedores para el Señor UNETE!!
 
ÍndiceHomeRegistrarseConectarse
Últimos temas
» ¡¡¡ Bin Soto 2da Produccion-Exclusiva Una RELIQUIA!!!
Vie Nov 13, 2015 11:50 am por kikeandrad

» Una vida llena...
Dom Mayo 03, 2015 6:40 pm por hgo1939

» David Brainerd
Miér Abr 29, 2015 11:08 pm por hgo1939

» La iglesia...
Sáb Abr 25, 2015 5:37 pm por hgo1939

» El entretenimiento de la iglesia
Jue Abr 23, 2015 3:53 pm por hgo1939

» Los himnos
Miér Abr 22, 2015 5:48 pm por hgo1939

» MANTENGAMOS UN ESTILO DE VIDA DE ADORACIÓN VIBRANTE
Mar Abr 21, 2015 4:23 pm por hgo1939

» Las Escrituras
Mar Abr 21, 2015 4:20 pm por hgo1939

» Viva conforme al propósito para el que fue creado
Vie Abr 17, 2015 4:15 pm por hgo1939


Music
Pan de vida
>Alimenta alma con este nutritivo pan
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Contactame si urge

Comparte | 
 

 El Señor de nuestra adoracion

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
hgo1939
Moderador
Moderador


Cantidad de envíos : 1135
Fecha de inscripción : 03/06/2009
Edad : 78
Localización : Armenia Colombia

MensajeTema: El Señor de nuestra adoracion   Miér Abr 15, 2015 3:05 pm

El Señor de nuestra ADORACIÓN
Más vosotros sois linaje escogido,
real sacerdocio, nación santa,
pueblo adquirido por Dios,
para que anunciéis las virtudes de
aquel que os llamó de las tinieblas
a Su Luz admirable.
1 Pedro 2:9
¿Qué propósito tiene la iglesia local? ¿Por qué es necesaria?
Según la Biblia, la iglesia local existe para hacer de manera conjunta lo que todo cristiano debe hacer individualmente durante toda la semana; es decir, adorar a Dios y manifestar las excelencias de Aquel que nos ha llamado de las tinieblas a su luz admirable; reflejar la gloria de Aquel que brilló sobre nosotros, de Dios, de Cristo y del Espíritu Santo. Todo lo que Cristo ha hecho por nosotros en el pasado, y todo lo que hace ahora, conduce al mismo fin. Hoy día no se enseña mucho que es Dios quien nos salva. Creemos que somos salvos por diversas razones.
Si usted preguntase al cristiano medio por qué fue salvado, podría responderle refiriéndose a la paz mental o a la capacidad de haber dejado el tabaco. Si fuera un hombre de negocios, podría decir que buscó al Señor Jesús como ayudador, porque su empresa iba mal y quería que Jesús fuera su socio. Tenemos muchas otras razones, y no quiero ser demasiado duro con estas personas. En el Nuevo Testamento, cada uno se acercó al Señor por muchos motivos diferentes. Un hombre vino porque su hijo estaba enfermo. Una mujer vino porque la enferma era su hija. Otra mujer acudió porque durante los últimos doce años había padecido una enfermedad crónica. Un político trepó a un árbol y miró a Jesús porque le dolía el corazón; y Nicodemo acudió al Señor de noche porque su religión no le servía de nada y porque tenía el corazón vacío. Y el Señor los recibió a todos, como recibe a todo aquel que se acerca a Él con fe hoy, aunque sus motivos no sean los más elevados.
La cuestión es: ¿Por qué debemos quedarnos siempre donde empezamos? ¿Por qué la Iglesia debe ser una escuela espiritual formada por alumnos de primer grado que nunca cambian de curso? Nadie quiere seguir adelante, y no me importa decir que empieza a cansarme esta situación. Me parece un concepto espantoso y confuso del cristianismo.
El Señor Jesucristo murió en la cruz para convertir a su pueblo en adoradores de Dios. Para eso nacimos, para poder manifestar las excelencias de aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable. “Adóralo, porque Él es tu señor”. Veremos ese propósito cumplido —la adoración—, cuando todo haya concluido, cuando haya tenido lugar la consumación de los tiempos. Los seres vivientes, los ancianos y las criaturas debajo del mar, sobre la tierra, bajo ella y en los cielos, claman a una voz: “¡Santo, santo, santo, el Señor Dios. todopoderoso, que era, y es y será!”. El propósito de Dios es redimirnos, incluirnos en el coro celestial para que cantemos sus alabanzas y manifestemos sus excelencias mientras pasan los siglos. Este es el propósito de Dios en la redención.
Él ha hecho por nosotros, y sigue haciendo, lo que siempre ha hecho; todo conduce a un solo fin, y todo lo que hagamos debería acercarnos a este. Debemos armonizar nuestras ideas con el Señor de la Iglesia. Esto quiere decir que usted debe armonizar todos sus pensamientos, toda su filosofía del cristianismo, todo su concepto de lo que es la Iglesia, con el Señor de la Iglesia y sus enseñanzas.
Continua en… “El gran designio de la Iglesia”
Amados, somos hechos a imagen y semejanza de Dios Gen. 1:26,
para adorar a Dios, en Espíritu y en verdad” Jn. 4:23-24
¡Jesús es el Señor!
Volver arriba Ir abajo
 
El Señor de nuestra adoracion
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» himnos de adoracion Cuales cantan en tu Iglesia
» El Gozo del Señor es nuestra fortaleza
» Para adorar hay que ofrendar nuestra vida
» ¿Cuando estamos muertos nos acordamos de las cosas que hemos vivido durante nuestra vida?
» POSIBLES VIAJEROS DEL TIEMPO EN NUESTRA EPOCA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Unido2 por la Fe :: Vida Cristiana-Area Espiritual :: Reflexiones, Poemas y Devocionales-
Cambiar a: