Unido2 por la Fe
Hola, bienvenido ¡¡¡bendiciones!!! al parecer aun no te encuentras registrado, te invitamos a que te unas a la comunidad..

Si quieres colaborar en este foro como uploader, Moderador o Supermoderador... manda un mensaje a los admnistradores del foro para mas detalles... bendiciones



En busca de Emprendedores para el Señor UNETE!!
 
ÍndiceHomeRegistrarseConectarse
Últimos temas
» ¡¡¡ Bin Soto 2da Produccion-Exclusiva Una RELIQUIA!!!
Vie Nov 13, 2015 11:50 am por kikeandrad

» Una vida llena...
Dom Mayo 03, 2015 6:40 pm por hgo1939

» David Brainerd
Miér Abr 29, 2015 11:08 pm por hgo1939

» La iglesia...
Sáb Abr 25, 2015 5:37 pm por hgo1939

» El entretenimiento de la iglesia
Jue Abr 23, 2015 3:53 pm por hgo1939

» Los himnos
Miér Abr 22, 2015 5:48 pm por hgo1939

» MANTENGAMOS UN ESTILO DE VIDA DE ADORACIÓN VIBRANTE
Mar Abr 21, 2015 4:23 pm por hgo1939

» Las Escrituras
Mar Abr 21, 2015 4:20 pm por hgo1939

» Viva conforme al propósito para el que fue creado
Vie Abr 17, 2015 4:15 pm por hgo1939


Music
Pan de vida
>Alimenta alma con este nutritivo pan
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Contactame si urge

Comparte | 
 

 EL QUE BEBA DE ESTA AGUA VOLVERA A TENER SED

Ir abajo 
AutorMensaje
hgo1939
Moderador
Moderador


Cantidad de envíos : 1135
Fecha de inscripción : 03/06/2009
Edad : 79
Localización : Armenia Colombia

MensajeTema: EL QUE BEBA DE ESTA AGUA VOLVERA A TENER SED   Mar Sep 25, 2012 11:37 pm

EL QUE BEBA DE ESTA AGUA VOLVERA A TENER SED
En Juan 4 hay un registro excelente. ¿Qué fue lo que dijo Jesús a la mujer samaritana? “Todo el que beba de esta agua, volverá a tener sed” (v. 13). Si desea gloria terrenal, renombre, posición, riqueza, etc., nunca estará satisfecho. Cuando tenga diez mil dólares, deseará tener cien mil, y cuando haya adquirido cien mil, empezará a soñar con un millón. Nunca habrá satisfacción. El que beba de esta agua volverá a tener sed.
¿Cómo saciamos esta sed? El Señor Jesús dijo: “mas el que beba del agua que Yo le daré, no tendrá sed jamás” (v. 14). Un hecho asombroso es que ni Confucio ni ningún otro líder religioso dijo alguna vez tal cosa. Las enseñanzas de Confucio y de Mencius solamente dicen de que esté contento y que viva en su pobreza. La persona de ellos no tiene nada que ver con su contentamiento. Sin embargo, la persona de Jesús tiene mucho que ver con saciar la sed.
Naturalmente la mujer deseaba tomar de esta agua que saciaba la sed. Cuando ella preguntó a Jesús acerca de esta agua, “Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le habrías pedido, y El te habría dado agua viva” (v. 10).
¿Estaba Jesús predicando una doctrina? No, no había doctrina alguna. La única cosa que El hizo fue señalarse a Sí mismo, como si estuviera diciendo: “Si conocieras quien es El, le pedirías inmediatamente, y El te daría del agua viva, para que ya no tengas sed”. ¿Ha visto esto? La pregunta es quién es Jesús de Nazaret.
La mujer samaritana no era una mujer decente. El hecho de que ella hubiese tenido seis maridos mostraba qué clase de mujer era. Ella debe de haber estado insatisfecha con uno y con otro. Un esposo no podía satisfacerla y el otro no podía hacerla feliz. Como resultado, ella cambiaba de un esposo a otro, entonces a un tercero y a un cuarto, hasta que llegó al sexto. Un día ella vino a sacar agua, lo cual era una indicación que ella era una que bebe y aún tiene sed. Lo extraordinario es que en ese día, su vida cambió totalmente. ¡Ella llegó a satisfacerse! ¿Qué fue lo que hizo? ¡No hizo nada! Ese día ella se dio cuenta de quién era Jesús de Nazaret y fue salva. Veamos de nuevo el proceso a través del cual ella llegó a conocer a Jesús y a creer en El.
CONOCER QUIEN ES EL
“Le dijo la mujer: Señor, me parece que Tú eres profeta” (v. 19). Puesto que Cristo le dijo todo lo que ella había hecho, ella percibió que El no era un hombre común y corriente. El debiera de ser un profeta. Jesús le dijo algo más para mostrarle que El no era simplemente un profeta: “Créeme” (v. 21). Y la mujer le dijo: “Sé que ha de venir el Mesías, que se llama el Cristo; cuando El venga nos declarará todas las cosas” (v. 25). ¿Qué le contestó Jesús? El dijo: “Yo soy, el que habla contigo” (v. 26). Lo primero que un pecador necesita hacer no es arrepentirse y cambiar su comportamiento, sino darse cuenta de quién es Jesús. Todo estará bien si se da cuenta de quién es Jesús.
Más tarde, la mujer fue a la ciudad y dijo a la gente: “Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Cristo?” (v. 29). No me gustan las palabras “No será éste”. Ya que ella sabía que este hombre era el Cristo, porque dijo: ¿“No será éste”? No obstante, ella creyó y fue a decirle a otros que Cristo había venido. Pueden ver claramente que el asunto no era una doctrina ¡sino una persona! Nuestra preocupación no es las doctrinas, sino el ver quién es Jesús. Una vez que tengamos al Señor Jesús, tendremos verdadera satisfacción; seremos inundados con el sentir de haberlo adquirido todo.
Ahora veremos algo más en el capítulo cinco de Juan. Parece que en este capítulo el Señor habló algunas doctrinas, pero realmente no expuso mucho. Fue nuevamente una invitación para recibir el conocimiento de quién es Jesús de Nazaret. El habló algunas palabras, pero ellas fueron para guiarnos a creer en El. El Señor Jesús dijo que los judíos escudriñaban las Escrituras. Pero, las Escrituras, el Señor indicó, testificaban de El. Lo que está escrito en ellas se refiere a El. Es importante conocer las Escrituras, pero es más importante conocer quién es Jesús de Nazaret. El asunto no es Su clase de enseñanza, sino qué clase de persona es.
YO SOY
Cuando llegamos al capítulo seis de Juan, el asunto es tratado en una manera aun más clara. “Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a Mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en Mí cree, no tendrá sed jamás” (v. 35). El no predicó ninguna doctrina; solamente dijo: “Yo soy el pan de vida; el que viene a Mí nunca tendrá hambre”. ¿Ha visto usted la implicación aquí? Si le digo que yo soy su pan de vida y que el que me coma no tendrá hambre jamás, seguramente dirá que el señor Nee es un hombre loco de Shangai. Los líderes religiosos solamente pueden dar doctrinas a otros. Ellos no pueden darse a sí mismos a otros. Pero Jesús es diferente; El es el pan de vida y es también el agua que sacia la sed. El problema está en la incredulidad de la gente. Cuando alguien cree en El, todo estará bien.
“Yo soy el pan de vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron. Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera” (vs. 48-50). Estas son palabras que ningún otro puede hablar. Solo Jesús puede decir esto. El no es un mentiroso ni un loco. Y lo que El diga, siempre se refiere a El mismo. Este hombre es el pan de vida. ¡Quien come de El no morirá!
Por consiguiente, nuestra fe cristiana está basada en la persona de Jesús de Nazaret. Nosotros no estamos gastando el tiempo simplemente para estudiar Sus enseñanzas. Solamente se nos pide contestar una pregunta: ¿Quién es El? Lo que Cristo proclamó persistentemente sobre la tierra no fueron Sus doctrinas sino a El mismo. El punto central no son las doctrinas sino Su persona. En lo que se refiere a las doctrinas, los libros de Confucio y de Mencius están llenos de filosofías, éticas y moralidad; ellas exceden las que están en la Biblia. Pero existe un solo punto de importancia: ¿Quién es Jesús de Nazaret? ¿Sabe usted? ¿Quién es este Jesús de Nazaret?
W. Nee
Volver arriba Ir abajo
 
EL QUE BEBA DE ESTA AGUA VOLVERA A TENER SED
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» los espiritus pueden bajar con los ojos abierto
» Egipto: museo bajo el agua con restos arqueológicos
» Pekín se enfrenta a la escasez de agua y el hundimiento de la tierra
» "El elefante Norteamericano tendrá agua negra en su trompa y comenzará su mal" - Fusionado -
» Un vasito con agua en mi habitacion~ :3

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Unido2 por la Fe :: Vida Cristiana-Area Espiritual :: cresimiento en la vida espiritual y edificasion-
Cambiar a: